viernes, 28 de mayo de 2010

mi vida sin mí

Mucha locura es divina cordura
para una mirada sagaz.
Mucha cordura, la más rematada locura.
En esto, como en todo,
prevalece la mayoría.
Asiente, y te considerarán cuerdo.
Disiente, y de inmediato serás peligroso
y atado con cadenas (emily dickinson)

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario